España es un país de sol y playa. El refugio europeo de veraneo internacional, donde se reúnen a pasar los meses más cálidos buena parte de las figuras públicas más notables del planeta. Pero dentro de España existen varios polos de atracción que son, sin duda, los preferidos por los famosos. Hablamos de Tenerife y su espectacular Costa Adeje; de Ibiza y su encantador pueblo mediterráneo de Santa Eulària des Riu, y de la Costa del Sol, con las playas de Málaga y Marbella al frente.

La isla de la eterna primavera Tenerife siempre ha sido una isla llena de magia que atrae las miradas de los que buscan un lugar alejado de todo el mundanal ruido de la ciudad para disfrutar de sus vacaciones de sol y playa. Es un destino que lo ofrece todo: deporte, naturaleza, cultura, paisajes asombrosos, aventura, diversión para los pequeños y gastronomía. Eso lo convierte en un referente para casi cualquier tipo de viajero, desde el amante del surf y el buceo al padre de familia que viaja con los niños y necesita un espacio para entretener a los críos y recuperarse del trajín y las obligaciones diarias. La naturaleza y los parajes espectaculares que nos brinda Tenerife son un plus que para muchos se convierte en el motivo principal para reservar las vacaciones en este paraíso.

El Parque Nacional del Teide es una de sus mayores joyas: un escenario desde el que contemplar toda la isla casi rozando el cielo, caminando por lavas milenarias, paseando a lomos de un camello, admirando cómo el Atlántico besa las costas cercanas… La zona sur de Tenerife es la que aglutina a casi todo el turismo que acude a la isla para veranear. Allí se concentran sus mejores establecimientos de ocio, sus parques de atracciones y sus hoteles más exclusivos entre los que destacan algunos tan emblemáticos como el IBEROSTAR Anthelia -elegido durante años el mejor Todo Incluido de España- o el IBEROSTAR Grand Hotel Salomé, el Costa Adeje Gran Hotel, el Bahía del Duque Resort y el Hotel Suite Villa María, ganador del Traveller Choice 2017 que otorgan los usuarios de Tripadvisor.

El sol que más brilla Málaga y su excepcional Costa del Sol son un referente mundial para las vacaciones de playa. Destino clásico desde hace décadas, este rincón privilegiado del litoral de Andalucía tiene tanta fama que es visita obligada para todo aquel que viene por primera vez a España, ya sea uno Obama o Liz Taylor. Las maravillosas aguas que acarician sus largas playas de arena, los parques y parajes naturales que se suceden a lo largo de la costa y anuncian las sierras del interior, sus pequeños pueblos de montaña, sus valles donde practicar deportes como el golf o el senderismo, su gastronomía y su vibrante ritmo cultural hacen de la Costa del Sol el más emblemáticos de los destinos de playa en España.

https://oneplaceforyou.com/wp-content/uploads/2017/03/iberostar-costa-sol-hotel.jpg

Marbella es su baluarte, pero más allá de este núcleo prácticamente reducido al turismo de lujo, existen zonas increíblemente bellas que se extienden por todo el litoral de Estepona y sus alrededores. Una buena propuesta es partir de la zona de calas y playas de San Pedro de Alcántara, al lado de Puerto Banús, y bajar bordeando el mar pasando por el centro de Estepona hasta los arenales de La Duquesa. En este pedacito de costa se concentran algunos de los mejores hoteles de Málaga para refugiarse y escapar de la rutina -como el IBEROSTAR Costa del Sol, el Occidental Estepona Thalasso (antes Barceló Estepona) o el H10 Estepona Palace-, zonas de montaña perfectas para combinar con el relax de las playas y descubrir paisajes que se quedarán para siempre en tu memoria, campos de golf de lujo en los que disfrutar días enteros… Y, por supuesto, el encanto de los pueblos y sus gentes, su folklore, su gastronomía y sus vidas tan diversas.

El oasis mediterráneo Ibiza ha sido, sigue siendo y siempre será el oasis mediterráneo de paz y diversión al que los viajeros más famosos del mundo acuden para lucirse en verano y para escapar de las miradas indiscretas durante el invierno. Ibiza tiene mil caras y la mayoría van mucho más allá de esa isla de la fiesta nocturna interminable: hay una Ibiza para cada tipo de viaje y de viajero. Así, es posible disfrutarla con los pequeños, descubriendo las playas más tranquilas, los parques y las zonas de juego más divertidas; o bien pasarse un fin de semana de absoluto relax y lujo en pareja. Lugares como Cala San Vicente o Portinatx, al norte, o Sant Carles y Santa Eulària, en la costa sureste, son rincones más alejados del bullicio, con calas escondidas y espacios prácticamente ajenos al frenesí de gente que soporta la isla blanca en verano. Aquí es posible alojarse en hoteles con excelente relación calidad precio y completos servicios -por ejemplo, el ME Ibiza, el Tropic Garden Aparthotel, el IBEROSTAR Santa Eulalia Ibiza o el Aguas de Ibiza-, pasearse tranquilamente por los pueblos, probar su saludable gastronomía, ir de compras a los mercadillos hippies o bien acabar bailando a ritmo de batucada en una playa o en las terrazas de una plaza cualquiera.

hotel-iberostar-santa-eulalia-ibiza

Uno de los principales atractivos de Ibiza durante el verano -además del glamour propio que le dan sus famosos visitantes internacionales- son sus aguas: azules turquesa y absolutamente cristalinas. El Mediterráneo abraza a Ibiza con su calidez y se convierte en un spa natural en el que olvidarse de todo y recuperar el equilibrio vital de los largos meses de trabajo frenético. Bucear y descubrir los secretos submarinos de su costa, acercarse a Formentera y conocer las maravillas del Parque Natural de Ses Salines, ver una puesta de sol en la bahía de Sant Antoni de Portmany… Ibiza tiene tantos imprescindibles que es inabarcable en una primera vez. Siempre hay que volver.