Almería es un lugar lleno de magia a menudo muy desconocido. Salvo las zonas más turísticas